Google Penguin, todo lo que se necesita saber para evitar o salir de una penalización

Consejos SEO Google Penguin

En qué consiste el algoritmo Penguin de Google

En años anteriores al 2012, el motor de búsqueda de Google tenía un grave agujero en su algoritmo al asignar relevancia y autoridad a ciertas páginas que tenían una gran cantidad de enlaces fraudulentos entrantes, creados de forma manual en las llamadas “granjas de enlaces” o  mediante compras o intercambios. A partir de ese momento, muchos usuarios se quejaron de estas prácticas y Google puso cartas en el asunto mediante una nueva actualización, el algoritmo Penguin.

Este algoritmo trataría de frenar dicha práctica basada en la creación de enlaces manipulados para ganar relevancia en las SERP y así evitar que estuvieran en primeras posiciones.

El papel de los enlaces de entrada era uno de los pilares más gruesos a la hora de rankear las páginas y muchas veces, las primeras posiciones eran ocupadas por sitios con un contenido mediocre o de muy baja calidad, algo totalmente inaceptable y que no aportaba valor a las búsquedas.

 Google Penguin, una necesidad para calidad

Las técnicas BlackHat o “sombrero negro” empezaron a tener auge viendo la facilidad que tenía Google de posicionar las páginas a través de enlaces de spam en diferentes niveles. Eso llevaba a bajar la calidad de los resultados en las búsquedas y comenzaba una guerra por conseguir las primeras posiciones a través de estas prácticas nada recomendables.

Este algoritmo trataría de eliminar, junto con el algoritmo Panda, las páginas que ganaran posiciones teniendo un contenido de baja calidad, únicamente a través de esos enlaces en páginas de poca autoridad.

De esa manera, Penguin podría controlar mucho más las páginas que utilizan ese tipo de técnicas y reducir su impacto en las búsquedas orgánicas. Por el contrario, los portales que consiguieran de forma natural ser enlazados desde sitios de relevancia serían recompensados con dicha actualización.

El efecto de Google Penguin

Una vez lanzado el algoritmo, muchas páginas fueron rápidamente penalizadas, afectando negativamente sobre su posicionamiento y, por ende, también en la cantidad de visitas orgánicas que obtenían al ocupar las primeras posiciones. La penalización podía afectar a todas las páginas de la web si detectaba múltiples casos, pero en muchos de ellos solo fue parcial por una sobre optimización de palabras clave en el contenido.

Muchas páginas tardaron más de un año en volver a estar entre las primeras posiciones, incluso si utilizaban pequeños trucos como comprar un dominio nuevo y hacer una redirección 301 o 302 desde la penalizada.

Recuperación de Google Penguin

Google incorporó una herramienta para rechazar enlaces entrantes hacía los dominios únicamente en los casos en que no se pudieran eliminar de forma manual contactando de manera directa con el administrador de los dominios externos y pidiéndole que los retirara.

Con esa herramienta los expertos en SEO pueden facilitar enormemente su trabajo, realizando desvinculación de enlaces de forma masiva, siempre y cuando crean que han sido creados de forma artificial por parte de agencias o de forma intencionada.

 Creación del archivo Disavow

Para utilizar correctamente la herramienta de rechazo de enlaces, debemos crear primeramente un fichero en formato TXT, que posteriormente debemos enviar a Google a través del Google Console.

En dicho fichero debemos incluir los enlaces negativos que creemos que están penalizando el sitio afectado. Podemos elegir una URL exacta donde está el enlace o en los casos donde haya muchísimos enlaces a través del footer o el sidebar, podemos hacer un rechazo del dominio completo. Por cada línea debemos añadir el enlace completo, o si queremos un dominio, simplemente escribiremos “domain: nombre-dominio”.

Una vez guardado el fichero lo subimos a la herramienta y pulsamos el botón de “Enviar”. Google nos mandará un mensaje informativo contabilizando todas las urls enviadas en total, así como los dominios completos que no debe tener en cuenta cuando pase su rastreador.

Debemos saber que estos cambios no se realizan de forma automática, y puede que pase bastante tiempo hasta que la página vuelva a estar limpia sin ninguna penalización por parte del algoritmo de Penguin. Aun así debemos tener mucho cuidado con los enlaces y dominios que queremos elegir, ya que una mala elección puede empeorar las cosas.

Rechazo de enlaces individuales vs. dominios

Es mejor muchas veces rechazar los sitios de forma completa a través de los dominios, ya que de esa manera no nos tenemos que preocupar por cuantas páginas de ese portal nos están enlazando. Únicamente se recomienda enlaces únicos cuando existe algún enlace en un sitio de autoridad que hemos pagado o ha sido incluido a través de notas de prensa o similar.

Otra ventaja de rechazar el dominio completo es que no tenemos que preocuparnos de los subdominios del mismo o si tienen o no www.

Encontrar sus vínculos de retroceso

Cuando existen pequeñas o grandes actualizaciones, Google siempre nos avisa mediante algún comunicado. Si creemos que hemos sido afectados por algún algoritmo podemos comprobar si existe alguna nota de prensa por parte de Google o mediante herramientas de análisis SEO como Semrush o SISTRIX, donde se nos informa sobre cuándo ha habido cambios en los posicionamientos, lo que supone un indicador de que ha habido alguna actualización.

Si tenemos la mala suerte de perder posicionamiento en nuestra página por posibles enlaces de pago o poco naturales, podemos averiguar cuántos enlaces entrantes tenemos mediante el Google Search o las herramientas SEO anteriormente mencionadas. Las herramientas SEO no son precisas al 100% pero suelen darnos buenos informes sobre los dominios que pueden ser perjudiciales para nosotros. Existe una web exclusiva que nos desvela cuales son esos enlaces tóxicos de forma muy explícita llamada Link Search Tool, donde nos incluye el impacto de cada enlace y la autoridad que recibimos de ese dominio en concreto. En los casos que tengan impactos negativos aparecerán en rojo y nos recomendará que sean desvinculados a través del Disawav Tools.

La tarea de encontrar enlaces de entrada es bastante compleja en algunas ocasiones, ya que muchas páginas bloquean los rastreadores de herramientas para que la competencia no pueda ver datos sobre su posicionamiento, campañas de publicidad, etc., por eso debemos tener mucha paciencia y dedicarle bastante tiempo para hacer una buena limpieza.

En muchas ocasiones puede que hayamos sido víctimas de un SEO negativo, es decir, personas con páginas de la competencia peor posicionadas nos mandan una gran cantidad de enlaces spam para intentar bajar nuestra posición. Sin embargo esta práctica ha sido ya casi descartada, pues Google incorporó una serie de filtros para evitar y desechar ese tipo de enlaces, que son creados en un breve espacio de tiempo con textos ancla que no tienen nada que ver con la temática.

Cómo saber si un enlace es de calidad

En algunas ocasiones no sabemos con exactitud si un enlace nos beneficia o perjudica. Una forma sencilla y rápida es comprobar si el dominio corresponde, por ejemplo, a un sitio .edu o .gob, portales de noticias o periódicos reconocidos como Washington Post u otros locales de tu país. Pero ojo, hay que tener mucho cuidado, no todos los sitios web .edu o .gob son sitios sanos, muchos de ellos pueden estar pirateados y haberse convertido en auténticas granjas de enlaces que puedan perjudicar tu página.

¿Qué ocurre si es otro dominio del que no sabemos nada? Para estos casos podemos utilizar múltiples herramientas analíticas de SEO con el fin de comprobar si el sitio tiene autoridad y un índice de visibilidad buena a ojos de Google.

La herramienta más conocida para hacer un análisis rápido a través de sus propias métricas es SEOMOZ, a partir del PA (Page Authority) y el DA (Domain Authority). Cuánto más alto sea el DA más influyente será la página, mientras que con un PA alto nos dará más o menos fuerza a través del enlace que tengamos en esa página en concreto.

Cuánto tardas en recuperar posiciones si has sido penalizado

Muchos administradores de páginas potentes realizaron una exhaustiva limpieza de enlaces cuando notaron un descenso de posiciones al paso de la actualización de Pinguin. Después de todo ese esfuerzo, en la gran mayoría de los casos todavía no se han apreciado mejoras considerables.

Pueden existir muchas causas por las que no se vean cambios en un corto espacio de tiempo, entre las cuales podemos encontrar:

  • Puede que se diera el caso de que el posicionamiento inicial de la página no fuera el que realmente debería tener si los enlaces no hubieran sido manipulados.
  • Después de realizar la limpieza, no se consiguieron nuevos enlaces de valor para la página.
  • No se han eliminado de forma mayoritaria los enlaces no naturales para percibir una mejora en el posicionamiento.
  • El problema no era de los enlaces, sino del contenido o de su estructuración.

Una vez aclaradas las anteriores causas, en los supuestos en los que Pinguin haya levantado la penalización a cualquiera de sus páginas, la vuelta a primeras posiciones no será automática, es más, no se garantiza que estén en los primeros resultados de las SERP. Si los enlaces que se crearon eran de una calidad muy alta pero artificial, seguramente no podamos conseguir enlaces naturales equivalentes si el contenido no cuenta con la suficiente calidad para ser enlazado desde otros portales.

Aun así debemos tener en cuenta que el algoritmo de Google se actualiza de forma constante, por lo que los cambios que hicimos con anterioridad puede que ya no sean suficientes para volver a tener el posicionamiento inicial.

Google Penguin, todo lo que se necesita saber para evitar o salir de una penalización
¿Te ha parecido útil?, puedes votarnos

Share